Historia de una Huerfana

Historia de una Huerfana
Mi madre

La historia de una Huerfana

La historia de una Huerfana
Apenas dias despues que enterraran a mi madre

domingo, 17 de enero de 2010

La historia de una Huerfana parte II

Mi madre murio en Mayo de 1960 y en Agosto me enlistaron en la escuela privada del pueblo de Añasco que actualmente no recuerdo el nombre. Creo desde entonces me entregue a la pasion de leer, muchos de los relatos los vivia en mi imaginacion y fue el mecanismo de escape que utilize al recorrer lo que para aquel entonces eran los montes de la Calle Santa Clara.

Ajenos a la carga que
estábamos siendo para mi abuela y mis tios, un dia me encontre con la triste separacion de mis hermanos, cuando a mi hermana y yo nos enviaron a vivir al area metropolitana. Si desgarrador fue el tratar de lidear con la muerte de mi madre, mas desgarrador fue dejar a mis amados hermanos atrás. Lloraba por las noches cuando el recuerdo de ellos invadia mi mente y yo me sentia tan impotente por no poder hacer nada para estar con ellos. Me pregunté muchas veces si ellos tambien sentian lo mismo... la contestacion vino años mas tarde, Si.

No es facil vivir con gente que tienen un concepto erroneo de uno, mucho menos facil es convivir con personas completamente ajenas, con sus propias reglas, y sus propias medidas. Con una vara median a los suyos y con otra muy distinta median a nosotros. Nunca pensaron ni por un instante nuestra desdicha solo vieron que eramos estorbos. Fue el tiempo mas dificil de mi vida, luchaba no solo por mantenerme fuerte para defenderme de sus acosos sino que mi lucha llego a ser doble pues en todo momento defendia a mi hermana.

El dia llego que ya no pude mas y en una de las visitas de mi abuela me le enfrente y le dije que si no me sacaba de ahi yo cojia a mi hermana y
huía. Algo de seriedad vio en mi hablar que al regresar de vuelta a Añasco nos trajo con ella. Que felicidad volver a Añasco, que felicidad volver a ver a mis hermanos, y por supuesto a mi "primo" Ivan. Recuerdo la felicidad de mis primas al vernos un poquito mas grandes y se que ellas entendian que aquel ambiente no era el nuestro.

Mi abuela como siempre se encargaba de quitar la alegria de mi cara, la pobre entendio que por mi culpa, por mi decision erronea ellos tenian que volver a pagar las consequencias de seguir alimentando dos bocas mas.

Solo un año vivimos en Añasco cuando un dia de verano nos dieron la noticia que nos ibamos para "los Nueva Yores" a vivir con unos tios que yo no sabia que existian. Mis primas nos compraron el ajuar que ibamos a ponernos para el viaje, recuerdo la cartera que cruzaba mi pecho, las botas blancas "go-go", un traje de cuadritos verdes y un sweater liviano. Que emocion me embargo cuando supe que teniamos que cojer un avion. Esa emocion desvanecio al despedirme nuevamente de mis hermanos y primas. Entonces volvi a sentir ese desgarrador dolor en el pecho del cual ya se estaba convirtiendo en rutina. No se cuanto llore pero si se que me quede dormida y desperte en el aeropuerto de Nueva York. De ahi nos fuimos en la Greyhound autobus con rumbo a New London Connecticut.

Volver a tratar con nuevas personas que hasta ese entonces no sabia que existian, acostumbrarme a sus costumbres, aprender un nuevo idioma, aprender a sobrevivir... Llega un momento en la vida que cuando piensas que no vas a poder mas, un angel llega en forma de; amigo(a), familia, maestra... estan ahi, y a su tiempo cuando sientes que ya no puedes mas, cuando mas los necesitas te agarran de la mano, caminan contigo un ratito que tu lo conviertes en algo tan special que cuando la persona no esta, puedes sacar ese recuerdo en particular y recibes la ayuda y las fuerzas para continuar. Mi primer angel lo fue mi primo Luis Noel Perez Mercado. No fue que me colmo de regalos materiales sino mas bien me colmo de atenciones, me hizo sentir que no era un objeto que se movia a su antojo sino que era una niña moribunda, hambrienta por cariño y amor. Nos gozabamos y reiamos como niños, tan pronto la puerta se abria y yo veia su cara no necesitaba nada mas, Louie, como lo llamaba, habia llegado.

Llego el primer dia de clases en Jennings Elementary School, antes no existia los programas bilingues y siendo New London pequeño no tenian a nadie que me ayudara con la barrera del idioma en la que me encontraba. Asi que al principio el "no spiki inglish" era una atraccion para algunos y burla para muchos. Era un
hazmerreír que no podia expresar o articular oraciones completas. Llega otro angel en forma de maestra que al ver mis fustraciones a veces me abrazaba fuerte ya que ni ella me entendia, ni yo la entendia a ella. Creo que ya para Octubre me expresaba y hablaba mejor. Inclusive fui ganando concursos de spelling bee que me hacian sentir mejor que muchos. Ya al final de Octubre llego halloween y este siendo el primero que veiamos literalmente pues en Añasco nunca lo celebramos, Louie se dio a la tarea de comprarnos los disfrazes de princesa y de llevarnos por todo el vecindario con el "triki tri" como deciamos. Llego diciembre y Louie estaba mas ansioso que nosotras por la primera nevada. El queria ver el entusiamo nuestro cuando vieramos por primera vez ver la nieve caer. Diciembre 22 fue ese dia, ya Louie se estaba fustrando y nos decia que tal vez no ibamos a tener una blanca navidad, ese dia se fue a trabajar al supermercado Food Fair cuando por fin llego a casa escuche su griteria que nos asomaramos por la ventana, cuando corrimos a la ventana vimos la nieve caer. Agarramos nuestros coats y corrimos afuera a jugar con la nieve. Louie nos tiraba bolas de nieve y asi pasamos unas horas solo jugando, haciendo angeles de nieve, riendonos.

Unos años mas tarde Louie se me fue al ejercito y yo volvi a la condena de la soledad. Sin embargo la energia que existia se quedo en mi al extremo que sabia cuando el venia de "leave" a la casa. La primera vez me recuerdo que le dije a mi tia... Hoy Louie viene, y ella por supuesto me pregunto que si el me habia escrito o de donde yo estaba sacando ese pensamiento, cuando le conteste "yo siento que esta cerca y lo vamos a ver" no paso ni dos horas cuando Louie estaba tocando la puerta, de ahi en adelante como si predijiera el tiempo mi tia me preguntaba cuando venia Louie. Louie se caso y se fue a vivir a Georgia y ahi volvio a resurgir la nena rebelde, la nena molesta con todo el mundo, la nena que se habia convertido en señorita y desconocia por completo el nuevo territorio en que la vida la encaminaba.

Surgio la joven rebelde con el mundo, la joven que le atraian mas bien ahora lo que era hippie, flower power todo lo que tuviera que ver con escapar. Escapar de las criticas, señalamientos, frialdad y engaños.

Añadir dolor al dolor me informan que tengo que volver a Puerto Rico la razon, no era importante ya que nunca la supe, pero si el hecho que teniamos que regresar. Si les digo que brinque de la alegria y conte los dias que me quedaban por regresar estaria mintiendo. No queria volver, ya habia superado los peores tragos amargos como lo fue aprender idioma, tener amistades y acostumbrada a una casa que por bastantes años llege a ser parte del hogar. Ya me habia "americanizado"; leia, pensaba y hablaba solo ingles. No hubo suplica que valiera y a finales de junio de 1970 regresamos a P.R.

Despues de tanto tiempo sin ver a mi familia de Añasco no todos me recibieron con alegria, la molestia me la dejaron ver rapido que puse la maleta en el cuarto que me habian asignado. Esa actitud fue como una daga que traspaso mi corazon. Sin embargo mis primas estaban felices y mi prima-hermana mayor que ya se habia casado me recibio con su primer hijo en las manos, llena de besos y elogios.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario